lunes, 19 de febrero de 2018

VGOD PRO 150


Un mod de VGOD que ya y pese a tener escasos dos años, se ha convertido en un clásico, algo que no extraña en un mercado donde predominan diseños inverosímiles, salidos de guiones de ciencia ficción. Que está pasando? Donde se ha quedado el buen gusto?...Menos mal que los últimos años nos han dejado productos como este del que hoy escribo, el VGOD PRO 150.

Un mod tipo caja notable en todos sus aspectos, diseño, técnica, materiales, tamaño, lo tiene todo, el mejor mod hasta hora que ha pasado por mis manos.

Realizado en acero inoxidable y fibra de carbono aeroespacial, con una terminación la parte de acero en pintura epoxi, que le augura una larga vida sin ninguna degradación. Nos da una potencia de 150W reales y la respuesta a la pulsación es inmediata.

La caja, a pesar de ser de acero no es excesivamente pesada, hay otros mods que aun siendo de aleaciones con menos peso específico, resultan menos livianas que esta. Sus medidas son: 77 mm.de alto, 56 de fondo y 24 de ancho. Ofrece los típicos menús, con control de temperatura, personalización de calada y algo que me gusta, modo mecánico. Descrito así, parece uno más, pero el factor diferenciador es que todo es bueno y todo funciona perfectamente.

Pero más allá de las descripciones típicas, que no añaden nada especial a bote-pronto, es la sensación de tener este cacharro en la mano, de tener un objeto cuidado al detalle, muy agradable en mano, especial mención merece esas láminas de carbono texturizadas, que lo dotan de un tacto muy agradable.


Su tamaño para contener dos baterías es perfecto,  como perfecta es la pieza que integra el cabezal y el pulsador, por cierto este último responde de forma inmediata. Esta pieza en el frontal se sale un poquito del plano, lo que nos hace encontrar el pulsador con facilidad, a pesar de estar totalmente enrasado con la mencionada pieza.

Los botones secundarios perfectos, el puerto USB en su sitio, la pantalla pequeña (lo justo y necesario) su visibilidad e información intachables. La tapa muy bien imantada y ajustada.

En definitiva, para mi gusto esta es la línea a seguir, están muy bien los colorines, las grandes pantallas táctiles, los relojes, la información del tiempo y hasta el podómetro, pero sin excederse, no hacen falta tamaños que apenas podemos contener en nuestras manos, ni formas inspiradas en herramientas futuristas. Es horrible ver los catálogos de mods en las tiendas, el buen gusto y la discreción triunfan por su ausencia.

Este VGOD no es un artículo nuevo, pero es un gran artículo, es un mod que se puede recomendar sin ningún problema y sin miedo de sonrojarse.

Lo dicho, amig@s disfruten del vapeo y si es con discreción y con un bello cacharro, muchísimo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario